Coplas y boleros contra el desencanto de los sueños truncados en ‘La Pensión de los Artistas’

El Teatro Apolo fue escenario anoche de la presentación en Almería de la nueva obra del dramaturgo Antonio Serrano

Con una cuidada y perfectamente ambientada, el escenario del Teatro Apolo se convirtió anoche en el recibidor de una modesta pensión de pueblo, situada en la España de posguerra de los años 50. La regente, Dora, es una mujer fuerte, en apariencia, pero con el interior lleno de cicatrices por las pérdidas familiares en la Guerra Civil y de frustración por los sueños truncados de convertirse en una gran artista de la canción, como lo fue su madre, hasta que un bombardeo en Madrid acabara con su vida.

‘La Pensión de los Artistas’, la nueva obra de Antonio Serrano, vinculado a la provincia almeriense desde hace varias décadas, se interpretó anoche por primera vez en Almería, en el marco de la programación de otoño del Área de Cultura y Educación con un gran éxito de público y también interpretativo.

Un intenso monólogo musical protagonizado por una inmensa Marisol Membrillo que, en la función de ayer, estuvo acompañada por Manuel Molina en el piano y como apoyo para el desarrollo de su discurso, en el que se reconocen pasajes comunes del dolor de una ciudadanía partida en dos.

Todo ello estuvo regado de coplas y boleros, como ‘Te Lo Juro Yo’, la picante y nada disimulada ‘La Vaselina’, ‘La Bien Pagá’, ‘Dos Cruces’, ‘Quizás’ o ‘Nosotros’ llenaron el aire de belleza y nostalgia. Pero también con conceptos extrapolables a nuestros días, como la censura, entonces, de temas como ‘Bésame Mucho’ o ‘Raska-Yu’ o el obligado cambio de letra de ‘Ojos Verdes’, para no hacer referencia a la mancebía.

Noticias del diario hablado, intercambio de cartas con el tío exiliado en Francia que supone su única conexión familiar con el pasado, la buena cara ante los huéspedes que esconde soledad y preguntas que ya nunca tendrán respuesta, como la que queda suspendida en la escena final, con el retrato en la mano.

La representación culminó con una cerrada ovación tanto a la protagonista principal, como a su acompañante al piano, y también para Antonio Serrano, que se le pudo ver seguir la representación, con ilusión y nervios, desde el patio de butacas.

Antonio Serrano es autor de cuatro textos teatrales: ‘La banda de Lázaro’ (adaptación de la novela picaresca estrenada en 2012), ‘Coplas de Buen Amor’ (sobre textos del Arcipreste de Hita, estrenada en 2013), ‘El agua sobre cristal’ (estrenada en 2016) y, ahora, este ‘La Pensión de los Artistas’.

Es licenciado en Filología Románica en la Universidad Complutense, y doctor por la Universidad de Sevilla con una tesis sobre Mira de Amescua. Fundó y dirigió durante 27 años las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería, premio “Max de Teatro, 2013”. Coeditó los 14 volúmenes de actas publicados. Miembro del “Aula Biblioteca Mira de Amescua” y del S.I.D.C.A. (Seminario de Investigación de Clásicos Andaluces). Su trabajo de investigación gira casi siempre en torno al teatro áureo, aunque ha hecho incursiones en el teatro, la novela o la poesía contemporáneas.

Fuente: Ayuntamiento de Almería