Ludwig Van Beethoven, uno de los más grandes músicos de la historia. Ejemplo de genialidad, perseverancia y devoción al arte. La música de Beethoven no es motivo de estudio para los técnicos exclusivamente; en ella encuentra el filósofo, el pensador y el artista un inmenso campo de exploración, porque no es un músico de forma, sino de idea. Cada nota tiene un significado, cada silencio una emoción. Beethoven mismo decía que “la música es la revelación más sublime que toda sabiduría y toda filosofía. Ella es la única introducción incorpórea al mundo superior del saber.”