Hemos rapelado, hemos practicado aikido, hemos… Y ahora toca colgarnos las bombonas y BUCEAR.