Marco no está pasando por el mejor momento.

Este entrenador de baloncesto tiene demasiados problemas personales y profesionales, que están terminando con toda su motivación ante la vida.

Todo se desborda durante un partido de Liga, en el que termina peleándose con otro entrenador.

Marco pierde su trabajo y en medio de una borrachera sufre un accidente de tráfico, cuya multa será ejemplar: Se convertirá en entrenador de un equipo de baloncesto de personas con discapacidad intelectual.

La perspectiva no es muy del agrado de Marco, pero pronto se dará cuenta de que tiene mucho que aprender de este extraño grupo.

22 de Julio: Campo de Rugby – Almerimar

24 de Julio: Parque Municipal – El Ejido

31 de Julio: Parque El Palmeral – Balerma