Mozart, y con él, Da Ponte, pueden ser considerados como los más geniales libretistas de la historia de la ópera, por haber dado una indicación precisa de cómo debía ser el mito de Don Giovanni, proveniente de las tradiciones literarias y teatrales, teniendo en cuenta la diferencia esencial entre la ilustración hecha por Tirso de Molina y la de Moliere, seguramente recargada por los primeros síntomas del ejercicio filosófico que envolverá  los personajes en la época romántica.
Lo hicieron definiendo su trabajo como “ comedia dramática ”, etiqueta ambigua y contradictoria de la costumbre teatral napolitana – se necesita recordar que la compañía de Praga por la cual la ópera fue escrita en 1787 era enteramente italiana y se dedicaba a este repertorio – y le dieron un titulo que contenía una moral “El corrompido castigado” aunque el nombre del personaje fue luego añadido al titulo “ossia Il Don Giovanni”.

COMPRA TUS ENTRADAS

Fuente: Ayuntamiento de Almería

Organizador