Al más puro estilo club de la lucha, al Club de las Pelis Buenísimamente Malas tienes que asistir los primeros jueves de mes a las 21.30 para enterarte de primera mano de la película que se proyectará. Actores y actrices de pena, fantaterror italiano, cine psicotrónico, bajo presupuesto, risas, juguetes rotos, desnudos sin venir a cuento, minifaldas, frases lapidarias, palomitas, pelos cardados, reglas absurdas, abucheos, científicos locos, mineros locos, lavadoras aún más locas… ¡Shshshshsh! Que nos saltamos la primera regla.

“Para que un largo tenga el honor de protagonizar el ‘Club de las Pelis Buenísimamente Malas‘, tiene que reunir unas características irrenunciables, como ser un clásico de la Serie B (o Z), tener secuencias que provoquen grima, ofrecer diálogos hilarantes y surrealistas, y estar protagonizadas por personajes inimitables. Puede comprobarlo tú mismo cada jueves. ¿Te atreves?”

Organizador

Laoficina Producciones Culturales