José Fernández «José del Tomate» nació en Almería en una familia de artistas. Su padre, Tomatito, y su bisabuelo, Miguel Fernández Cortés «El Tomate», apodo que también heredó su abuelo antes que él, han sido para él una inspiración artística. Reconoce como influencias a Sabicas y Paco de Lucía, pero sobre todo quien más le ha marcado ha sido su tío «el Niño Miguel». «Desde muy pequeño en mi casa he vivido en un ambiente flamenco y las guitarras siempre han estado en torno a mi» dice José, que con tan solo 13 años decidió seguir la estela familiar.
A pesar de su corta edad, este joven artista está dotado de una técnica sublime y un sentido del ritmo y del compás que se salen de lo habitual, facultades claramente heredadas de su progenitor y mentor, Tomatito, quien ha sabido transmitirle los valores y conocimientos necesarios para poder avanzar con paso firme por el mismo camino que en su día él, al igual que otros grandes genios del flamenco como Paco de Lucia o Camarón de la Isla, recorrieron para bordar su nombre en la historia.