LA VIDA no es esperar a que pase la tormenta, ni intentar abrir el paraguas para no mojarte, es aprender a BAILAR, bajo la lluvia.