No te pierdas Quién me ha visto…  una obra totalmente original que llevará por primera vez al teatro las canciones de la conocida artista española María Rozalén. Como no podía ser de otra manera, el musical estará cargado de infinidad de valores y emociones que te harán vibrar en el asiento.

Esta obra tiene una finalidad solidaria que trata de apoyar a la Asociación ARGAR ( Asociación de padres de niños y adolescentes con cáncer de Almería y provincia) mediante el aporte íntegro de los fondos obtenidos de la venta de las entradas. Si desea obtener más información sobre ARGAR puede hacer click aquí.

¡No te quedes sin entradas y apoya esta bonita causa!

¿EN QUÉ CONSISTE?

Este es un proyecto con dos elementos como ejes centrales: un teatro musical y una acción solidaria. Un grupo de jóvenes aficionados al teatro podrán en escena un musical original en Vera (Almería) para destinar la recaudación de la entrada a un fin solidario. Esta iniciativa se encuna en los valores de una hermandad juvenil e infantil del mismo pueblo, cuyos miembros trabajan con esfuerzo, amor e ilusión para sacar adelante esta obra.

Quién me ha visto… es el título del musical con las canciones de Rozalén, escrito y dirigido por una de las integrantes del grupo. Es una obra original que llevará por primera vez al teatro las canciones de la conocida artista española María Rozalén. Como no podía ser de otra manera, el musical estará cargado de infinidad de valores y emociones que te harán vibrar en el asiento.

El fin solidario del proyecto es destinar la recaudación de la entrada a la asociación de niños y adolescentes con cáncer en la provincia de Almería ARGAR. En esta asociación, trabajan de lunes a domingo los 365 días del año, para mejorar la calidad de vida de los niños afectados por el cáncer y la de sus familias, en la provincia de Almería.

ASOCIACIÓN ARGAR

El diagnóstico de cáncer en un niño o adolescente no sólo produce un gran impacto emocional en el menor, sino que supone un golpe devastador para los progenitores, hermanos y el conjunto de la familia.

No sólo por lo que supone en términos de salud, sino también por sus consecuencias en la vida cotidiana, produciéndose un gran cambio en el día a día del paciente y del núcleo familiar en su conjunto, así como un más que notable desequilibrio en todas las áreas vitales (psicológica, social, económica, laboral, educativa, etc.).

Además, las necesidades y dificultades de todos ellos van cambiando a lo largo de las distintas fases de la enfermedad. Aspecto que convierte al cáncer infantil en una circunstancia reconocida como altamente estresante para las familias que lo experimentan.

Es por ello que “Niños con cáncer-Argar” les ofrece una atención integral para asegurar su bienestar y calidad de vida.