Puntos de encuentro:
08:00 h. Plaza del Castillo de Carboneras
09:00 h. Oficina de Turismo de Tabernas (Avda. de las Angustias)

Google Maps: https://goo.gl/maps/8rMVHnpCDyZL4oDK7

Guía: Srta. Chelo
Longitud: 11 km.
Precio para no socios: 5 €
Los interesados deben comunicarlo al WhatsApp 622 073 942

La ubicación del Desierto de Tabernas rodeada de las montañas de Sierra Nevada, Sierra Filabres, Sierra Alhamilla y Sierra de Gádor, es una de las causas de escasez de lluvias provocadas por el efecto Föehn. Este efecto se describe como “un proceso motivado por el calentamiento del aire producido al descender éste por las vertientes de las montañas opuestas a la dirección de los vientos”. El efecto foehn es el proceso descrito en las laderas de sotavento y resulta ser un viento «secante» y muy caliente que impide la caída de lluvias.

Flora:
La vegetación de Tabernas se caracteriza por contar con numerosos endemismos exclusivos. De este modo se ha originado una riqueza natural única, que se debe a los procesos de adaptación específicos de las especies para luchar contra los factores adversos al desarrollo de la vegetación.

La joya de la flora del desierto almeriense es la crucífera Euzomodendron bourgaeanum, un endemismo de Tabernas único y singular, además de otras como Limoniun insignis o la parásita Cynomo rium coccineum.

Fauna:
La fauna, con una mayor presencia de aves, también se ha tenido que adaptar a estas condiciones de aridez, con lo que su distribución espacial está condicionada por estas características, predominando la presencia de aves en los cursos de las ramblas o en las paredes donde encuentran lugares para refugiarse y nidificar.

Entre los ejemplares más avistados destacamos: cernícalo vulgar, mochuelo común, la grajilla, el gorrión, el camachuelo trompetero, perdices, halcones, águilas, e incluso aves acuáticas como el andarríos y la garza. Por la riqueza de su avifauna este paraje se declaró Zona de Especial Protección para las Aves.

Además en este singular paraje habitan reptiles como la lagartija colirroja, culebra de escalera o el lagarto ocelado; y mamíferos como el zorro, conejo, lirón careto y las dos especies de erizos españoles, el moruno y el común.

Fuente: Club Montañero Carbonero