Las Prisiones del Silencio

La compañía Jóvenes Clásicos de Málaga sube el telón de las Jornadas

Los interrogantes estuvieron presentes a lo largo de toda esta función en un ejercicio de reflexión que ya en su escenografía imponente nos hablaba de crimen. El gran mural que incluía diferentes escenas de cuadros con abusos y violaciones a mujeres recogía en el escenario un juicio atemporal, el juicio de las mujeres en el que el silencio y el miedo siempre acaba ganando. Pero las mujeres no eras las culpables, tampoco la inmovilidad tónica que les impide hablar cuando son sometidas a una violación, “la culpa la tiene la educación, el lenguaje y la complicidad”, aseguraba en el texto una brillante Virginia de Morata.

La vengadora de las mujeres se llama Laura,  su  pronunciado compromiso con el feminismo, lleva a esta fiscal a abordar cuestiones sobre el tratamiento de la mujer en un paralelismo entre el siglo XVII y el XXI que ataca directamente al patriarcado. Los diferentes casos de mujeres, víctimas de una violación, desfilan por el escenario a lo largo de la obra cubiertas de una capa de culpa, miedo y vergüenza. Ayer fue el deseo incontrolable masculino, hoy el alcohol o la falda corta…  la fiscal se enfrenta al abogado que en un incómodo papel interpreta Juan Antonio Hidalgo.

La contemporaneidad de su formato convive con un texto en verso escrito por Elena M. Sánchez y dirigido por José Carlos Cuevas, cuyo colosal trabajo de documentación presenta el aspecto de un verdadero juicio, dotando la propuesta de un crudo carácter documental que inmovilizó al público convertido en jurado.  La actriz Ángela Chica a quien escuchamos cantar, llorar y gritar de dolor recorriendo los cuerpos de todas esas mujeres de ayer y de hoy, sirvió toda la emoción necesaria para remover los pensamientos de los allí presentes. Esta primera obra de teatro elevó el telón de las Jornadas llenando de luz toda la oscuridad.

Factoría Echegaray

Nace en Málaga con el objetivo de consolidarse como un centro de producción de espectáculos propios así como de programación y exhibición de otros ajenos. El espacio, ubicado en el Teatro Echegaray, posibilita además la integración de las distintas

ramas de las artes escénicas y es un punto de encuentro de creadores en el que prima la calidad técnica y artística. Factoría Echegaray quiere fortalecer el tejido artístico y profesional de la ciudad y fomentar la creación de públicos y el intercambio de

producciones con otros centros nacionales o extranjeros.

Las XXXVII Jornadas de teatro del Siglo de Oro son fruto de un trabajo en equipo entre el Ayuntamiento de Almería, la Universidad de Almería, Diputación, el Ayuntamiento de Roquetas de Mar y la Junta de Andalucía. A ello se han sumado empresas, colectivos y agentes culturales que confían en la vital importancia de esta cita teatral para la cultura de nuestra ciudad.

Más info: https://www.siglodeoroalmeria.es/